El coronel Amadeo Martínez Inglés imputado por un presunto delito contra la corona

Amadeo Martínez Inglés

En el día de ayer, 23 de marzo de 2012, sobre las 18 horas, recibí a través de telegrama y de una patrulla de la policía municipal de Alcalá de Henares, una cédula de citación proveniente del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional (providencia de 21.03.12) por la que se me convoca a declarar como imputado en el citado Juzgado el próximo 16 de Abril a las 10,30 horas en un presunto delito CONTRA LA CORONA en relación al artículo publicado el 12.12.11 en determinado periódico digital de Canarias (ver aquí).

El envío de la citación se realizó, sin ninguna duda, con evidente ánimo intimidatorio, ya que el día anterior, 22 de marzo, una patrulla de la misma policía local, sobre las 21 horas y sin ningún pre aviso telefónico o de otra índole, pretendió acceder a mi domicilio usando sin recato alguno el telefonillo de la puerta de la finca y preguntando a los vecinos donde podían encontrar al titular de la misma. Creando, lógicamente, el consiguiente revuelo vecinal. A este historiador militar no le cabe la menor duda de que este ataque contra su persona obedece a la borrachera de poder que en estos momentos sufre la derecha española, engreída, autoritaria y a la vez asustada por la ingente tarea que tiene por delante y que no tiene nada seguro pueda llevar a buen término. Y esta demencial salida contra mi persona y contra la más elemental libertad de expresión de un profesional de las letras en apoyo de una Casa Real desprestigiada y envuelta en la más mezquina corrupción puede, y con toda seguridad así va a ocurrir, volverse contra ambos protagonistas de la embestida. A este antiguo militar, al que en su día ya otros políticos y jerarcas castrenses franquistas le obligaron a cambiar las armas por la pluma, muy pocas cosas le asustan en esta vida. En los cuarenta años en los que permaneció en el Ejército no le asustaron ni las balas del enemigo en la guerra, ni las asechanzas y represiones de la cúpula franquista de Defensa (fui encarcelado pero me salí con la mía erradicando la mili obligatoria y creando el ambiente necesario para profesionalizar y modernizar las FAS), ni las traiciones de los políticos, ni la censura de los medios de comunicación. Y desde luego, menos que nada, el etéreo poder de una Corona y de unos Gobiernos que han llevado a este país a la miseria y la corrupción. Por ello que se olviden, aquellos que han decidido reabrir esta demencial lucha con el profesional que esto escribe, de que su maniobra pueda hacerle callar. Voy a seguir, como siempre he hecho, en la brecha, en la barricada, en el puesto que creo debo ocupar para conseguir mis nuevas metas. Que no son otras que acabar de una vez con el residuo franquista que en estos momentos representa la desprestigiada corona española para que, de una vez por todas, el legítimo régimen republicano que en su día fue masacrado por la rebelión genocida de Franco pueda hacer caminar de nuevo a este bendito país por las sendas verdaderamente democráticas de las que nunca debió salir.

¡Viva la República!Fdo: Amadeo Martínez Inglés

Esta entrada fue publicada en Amadeo Martínez Inglés, historiador militar, imputado por un presunto delito contra la corona y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Compartir en redes sociales
Vk Google +